Hola amores!

Cómo os conté en el post anterior “Cómo me inicié en el mundo Wedding Planner”, conocí a dos súper profes que me ayudaron a llegar a lo que soy hoy. Estando allí, en una de las pausas, Verónica Montalbán de Mediterranean Eventos, nos ofreció acompañarla a una de sus bodas, en Málaga, para coger más experiencia y más seguridad aún.

A los pocos días se puso en contacto conmigo y me ofreció acompañarla a una boda de día, en la Finca Santa Isabel, con unos novios majísimos. Por supuesto, le dije: Sí quiero! Cuenta conmigo.

Y así el 26 de mayo volví a coger mi maleta rosa, la cargué de ilusión, metí mi uniforme de wedding planner, la carpeta con toooda la información de la boda y trapitos bonitos para recorrer Málaga. Y me lancé a la aventura.

IMG_20170620_231152

El sábado por la mañana quedé con Vero para ir juntas a la finca. ¡Qué ilusión volver a verla!

Una vez allí empezamos a decorarlo todo. Que si esto por aquí, esto por allá… quedó precioso!

Luego nos pusimos guapas para empezar a recibir a los invitados que iban llegando a la finca tras la ceremonia. Al ratito llegaron los novios haciendo una entrada espectacular, con Vero nada podía fallar, todo estaba contemplado en el timing que había elaborado.

Los novios disfrutaron cada segundo junto a sus familiares y amigos, y tras una apetitosa comida, llegó la hora del baile y ahí concluyó nuestro trabajo. Fue un día cargado de emociones, nervios y risas que ninguno de los allí presentes olvidaremos.

Muchas gracias Vero por compartir conmigo ese día y gracias a vosotros que habéis llegado hasta aquí. Nos vemos en el próximo post. Mil besos!!!